Cómo realizar limpieza de cabezales en una impresora Epson

Para conseguir un alto nivel de impresión, sea cual sea el modelo o el tiempo de uso que tenga tu impresora, es importante realizar un mantenimiento regular. Cualquier máquina puede estropearse si no la cuidas adecuadamente, especialmente cuando se trata de una impresora de inyección de tinta.

Independientemente de si utilizas cartuchos de marca, compatibles o reutilizados, existe la posibilidad de que la tinta se seque y obstruya el inyector. Esto puede causar más problemas si no se aborda adecuadamente y podría incluso hacer que tu impresora deje de imprimir. Sin embargo, limpiando el cabezal de impresión se puede solucionar.

A continuación, te mostramos algunas formas de limpiar el cabezal de impresión tanto manualmente, como desde una PC o Mac

¿Cómo sé cuándo tengo que limpiar el cabezal de impresión?

Si tu impresora imprime páginas en blanco pero sus niveles de tinta son normales, probablemente el problema sean los cabezales de impresión.

Si has pasado un tiempo desde la última impresión, es posible que parte de la tinta de los cartuchos se haya secado. Esto bloquea los cabezales de impresión y no permite que la tinta pase al papel. Para solucionar este problema, es necesario limpiar los cabezales de impresión.

Otro síntoma es que las impresiones estén descoloridas y no alcancen el nivel al que estás acostumbrado, o que los documentos salgan borrosos. Si este es el caso, es posible que cuando imprimas imágenes notes que a la imagen le falta un color en general.

Una impresora trabaja formando capas de pequeños puntos, utilizando CMYK para crear la amplia gama de colores que vemos a simple vista. CMYK significa cian, magenta, amarillo y clave, que suele ser el negro. Cada color tiene su propia boquilla, por lo que si uno se bloquea, como por ejemplo el amarillo, esto alterará la técnica de estratificación del trabajo de puntos y afectará al color producido en la página. La limpieza del cabezal de impresión ayudará a mejorar la calidad de la impresión.

Es importante intentar evitar limpiar el cabezal de impresión lo menos posible, ya que consume bastante tinta. Hazlo sólo cuando la calidad de la impresión haya disminuido y se note.

Puedes limpiar el cabezal de impresión el ordenador. Antes de empezar, es conveniente que realices una comprobación de los inyectores para asegurarte de que tu cabezal de impresión necesita una limpieza, ya que así ahorrarás tinta.

Cómo realizar una comprobación de los inyectores

Puedes realizar una comprobación de los inyectores desde el panel de control de la impresora o a través de la configuración de la utilidad Test de Inyectores (Nozzle Check) del ordenador.

A través de los botónes de la impresora:

  1. Verifica que ningún indicador luminoso indique errores.
  2. Apaga la impresoa y asegúrate de que tienes papel en la bandeja de carga.
  3. Mantén presionados los botónes  y pulsa el botón  para encender la impresora.
  4. Cuando la impresora se encienda, imprimirá el test de inyectores con los colores CMYK formada por líneas. Si estas líneas están manchadas, con huecos, tendrás que limpiar el cabezal de impresión.
Test de inyectores sin problemas de calidad de impresión.

Test de inyectores con cabezales obstruidos.

A través de la utilidad de test de inyectores ordenador en Windows:

  1. Verifica que ningún indicador luminoso indique errores.
  2. En Impresoras y Escáneres, haz clic en tu impresora y selecciona el botón Administrar.
  3. Busca la opción Preferencias de impresión y haz clic, te abrirá una ventana emergente.
  4. Selecciona la pestaña Mantenimiento y a continuación la opción Test de Inyectores. Clic en imprimir.
  5. Comprueba que el test de inyectores salga sin espacios vacios, ni manchas como la imagen de ejemplo de arriba a la derecha. Si la impresión no es precisa, tendrás que limpiar el cabezal de impresión.

Cómo limpiar un cabezal de impresión Epson desde el panel de la impresora

Si aún no estás seguro de cómo limpiar un cabezal de impresión Epson, estas instrucciones deberían servirte de guía. La mayoría de las impresoras modernas tienen funciones de limpieza similares a las de Epson, por lo que esto debería ser útil incluso si tu impresora no es de la marca Epson.

  1. Si la luz de poca tinta parpadea o está permanentemente encendida, no es necesario realizar una comprobación de los inyectores. Esto se debe a que se ha quedado sin tinta, por lo que es necesario sustituir el cartucho.
  2. Si la luz de tinta está apagada, mantenga pulsado el botón de tinta durante tres segundos, esto iniciará el proceso de limpieza. Sabrás que la impresora está funcionando porque la luz de alimentación y la de tinta empezarán a parpadear. Es importante que no apagues la impresora mientras esto sucede, ya que podrías dañar la máquina.
  3. Una vez que el parpadeo haya cesado, vuelva a realizar una comprobación de los inyectores para confirmar que el cabezal de impresión está limpio.

Si el problema continúa, repita el proceso. Puede dejar la impresora toda la noche para que la tinta se asiente antes de volver a intentarlo.

Cómo limpiar un cabezal de impresión desde tu ordenador

Puedes limpiar un cabezal de impresión desde el ordenador, de manera rápida y sencilla. Sólo tendrás que asegurarte de que la bandeja de papel está cargada. Estas instrucciones pueden variar ligeramente dependiendo de la marca de tu impresora.

Windows

  1. Abre el menú de inicio busca, o selecciona, el Panel de Control.
  2. Selecciona Impresoras y Escáneres, haz clic en el modelo de tu impresora y luego en Administrar.
  3. En el siguiente menú deberás seleccionar, Preferencias de Impresión.
  4. En la nueva ventana que te aparecerá, haz clic en la pestaña Mantenimiento. Aquí encontrarás varias opciones, selecciona Limpieza de Cabezales o algo similar.
  5. Sigue las indicaciones en pantalla y y espera hasta que haya terminado el proceso de limpieza.

Mac

  1. Abre el menú de Apple en la esquina superior izquierda y haz clic en Preferencias del Sistema en el menú desplegable.
  2. Busca Impresoras y Escáneres y haz clic en tu modelo.
  3. Selecciona Opciones y Suministros y haz clic en la pestaña Utilidad.
  4. Abre la Utilidad de la impresora y selecciona la función Limpieza profunda.
  5. Deje que la impresora complete el proceso de limpieza antes de realizar una impresión de prueba.

Vuelve a realizar el test de inyectores y repite la limpieza de cabezales si fuera necesario.

Si has estado luchando con impresiones de baja calidad y tu cabezal de impresión requiere una limpieza, estos consejos deberían ayudate a solucionar el problema.

Para mantener la calidad de impresión, siempre es recomendable imprimir varias páginas con regularidad. Esto evitará que la tinta se seque en los cabezales y los obstruya.